31 días en Tierra Blanca que sacudieron al estado; otras voces se sumaron tras el caso

Se cumplen 31 días desde el levantamiento de los cinco jóvenes de Playa Vicente. Al mes de acampar en el Ministerio Público de Tierra Blanca, 31 historias también se han dejado conocer por padres de familias que contenían sus llantos, que sellaban sus labios por sentirse vigilados por la muerte.

Si debe haber reconocimiento con honores hacia gente gallarda, que ha llegado a ofrecer su carne a cambio de los latidos de los suyos. Es a los nueve padres que han mostrado los rostros de miles desaparecidos veracruzanos.

La primera es Araceli Salcedo Jiménez, madre soltera que encaró al gobernador Javier Duarte de Ochoa en una temerosa cuidad de Orizaba. Territorio tomado por el cartel de los zetas y blindado por la impunidad judicial. “Aquí está su pueblo mágico, donde nos desaparecen a nuestros hijos” desprendió con voz ardiente, ante la impotencia de no ver a su hija Fernanda Rubí Salcedo Jiménez desde hace tres años y cinco meses.

De igual modo, se da pase de lista a los cinco padres playavicentinos que han dejado a un lado sus comodidades, para vivir entre ratones y perros enteleridos, durmiendo en el piso, aguardando noticia de sus hijos, levantados por policías estatales el pasado 11 de enero de 2016.

Carmen Garibo Maciel, madre soltera de Susana Tapia Garibo, de 16 años. José Benítez Herrera y Gloria dela O Santos, padres de José Benítez de la O, de 24 años. Bernardo Benítez Herrera y Columba Arróniz González, padres de Bernardo Benítez Arróniz, de 25 años. Alfredo González Manzanilla y María del Carmen Díaz Garrido, padres de José Alfredo González Díaz, de 25 años y Dionisia Sánchez Mora, madre viuda de Mario Arturo Orozco Sánchez.

He aquí una remembranza de 31 desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz, registrados en 31 días.

Padres que han desprendido gritos efervescentes, como tambores de batallas que han desgajado racimos de historias de impunidad que han atraído reflectores internacionales. Voces mudas de historias sórdidas, ellos son los escritores de lágrimas.

Día 1: David Barbis Yepez,

desaparecido el 06 de abril de 2013

“Desde hace tiempo me acabé los 180 mil pesos de liquidación buscando a mi hijo. He gastado en psíquicos y brujos que sólo se aprovechan de mi desesperación. En salidas a los penales de Villa Aldama y Palma Sola, a buscarlo entre criminales. He contratado psicólogas para calmar la depresión de mi esposa. No supera la pérdida, quisiera por lo menos encontrarlo muerto.

El padre, desde el refugio del anonimato, reconoce que si ha retomado su caso, se debe al coraje de los familiares de Playa Vicente. “Te dan fortaleza. Te hacen decir, bueno si ellos tienen valor por qué yo no. Sé que están sufriendo, pero gracias a ellos se está levantando el pueblo”. A su hijo de 16 años lo encajuelaron en una Expedition color roja. “Fue uno de muchos que levantaron por mi barrio, no soy el único que sufre por allá”.

Día 2: Juan De Dios Gómez López, desaparecido el 19 de septiembre de 2013

“Voy a pagarle a la gente para que desaparezcan a tus hijos” advirtieron a la madre Elvira Reyes López un día antes de su doble pérdida. Desde entonces, ella y sus siete hijos que le quedan buscan entre los sombríos barrios de Tierra Blanca a Juanito, un joven risueño que le gustaba bailar; pero que nunca aprendió. Doña Elvira fue de las primeras en desempolvar su miedo. Clavó una lona a punta de pedradas en la pared del ministerio público: “a mis hijos se los llevaron los estatales”.

Día 3: Rodrigo Gómez López,

desaparecido el 19 de septiembre de 2013

Se lo llevaron junto a su hermano. A su madre, Elvira Reyes López, le llamó por teléfono un ex policía estatal refugiado en los Estados Unidos. “Yo los levanté, señora. A mí me dieron la orden. Seguramente los mataron” confesó el hombre, prófugo de las amenazas de muerte en su contra. “Rigo” le apodan sus siete hermanos de cariño, un muchacho alegre, coqueto, amante de las motocicletas y la cumbia.

La madre de la doble llaga, a diario acude al ministerio público de la cuidad. Desciende y asciende de la moto de su hijo, lo único que recuperó luego de su desaparición. Las respuestas negativas no la detienen. Es una rutina enfermiza que le produce la ansiedad de recuperar a los suyos. Se persigna frente al altar de los cinco de Playa Vicente. Ha hecho amistad con los padres. El compartir la similar desgracia es un vínculo que va de gane.

Día 4: José Rodolfo López Cruz, desaparecido el 15 de octubre de 2013

“Desgraciadamente nos tocó vivir en este lugar que la gente llama “La novia del sol”, pero esas son pendejadas, estamos en el mero infierno”. Son palabras que desprende Sara Cruz de la resaca de una pérdida que le ha durado 27 meses. Fue la primera en unirse al campamento de los jóvenes de Playa Vicente. No hay día que se ausente; come con ellos, barre el inmueble y se une a las plegarias celestiales.

A El Pelucas, como los amigos le apodan por su cabello crespo e inmanejable, lo levantaron a los 15 años en un evento de motociclismo, en presencia y custodia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado. José Eduardo Bravo, alias “El Pocho” fue quien entregó al menor de edad a un comando armado, afirma Sara Cruz. El ministerio público de Tierra Blanca lo declaró inocente. A la fecha, suele pasearse por las calles de la ciudad y gusta de sonreír a la madre cuando coinciden.

Día 5: Miguel Ángel Pulido San Juan, desaparecido el 5 de diciembre de 2014

“Mi esposo con lo que saca de limosnas sobre la carretera en su silla de ruedas, ha ido ahorrando para que me vaya a México a pedirle ayuda a la señorita Laura. Yo digo, si aquí la policía no lo encuentra, a lo mejor ella si lo halle. Los vecinos dicen que es re buena para eso”, comparte la madre María Adolfina Sanjuan Sanjuan, de 68 años.

Ella reparte su tiempo atendiendo a su esposo paralítico y buscando a su hijo autista en localidades aledañas a Rodríguez Tejera, Tierra Blanca. “Allá, donde dicen que se juntan todos los Zetas”, ubica la madre el territorio donde su hijo desapareció a los 18 años. Apenas puede hablar, apenas bañarse por sí solo. No sabe si donde lo tienen, por lo menos le dan de comer.

Día 6: Francisco Damián Rodríguez Bazán, desaparecido el 16 de junio de 2015

El rostro de Francisco Damián Rodríguez Bazán, fue visto por primera vez en pancartas con su fotografía, la noche del 4 de febrero, durante la misa oficiada por el obispo de Veracruz Felipe Gallardo Martín del Campo. Su nombre fue dictado en una plegaria solemne, junto a otros 22 desaparecidos terrablanquenses.

Del joven acaso se hallan datos frívolos en Google. Se sabe que fue privado de su libertad a los 23 años, que sólo cursó hasta la secundaria y que posee un tatuaje de dragón en la pierna izquierda. Su expediente fue negado en el Ministerio Público. Se ignora si sus padres son víctimas del temor a las represalias. Voces mudas de historias sórdidas.

Día 7: Remigio Díaz Parraguirre, desaparecido el 3 de septiembre de 2015

Remigio y Ernesto Rafael Díaz Parraguirre, de 33 y 34 años, fueron levantados el 3 de septiembre de 2015 y hallados muertos en el kilómetro 17 de la carretera federal 145, tramo La Tinaja a Ciudad Alemán, en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz.

Los padres llevan esperando 56 días los fragmentos de sus hijos; piezas óseas retorcidas y talladas de tizne, lo único que se encontró de ellos entre cañaverales que ardieron. “Ya hasta compré los ataúdes, pues el mismo fiscal me aseguró que en 24 horas me iba a llamar para recogerlos. Pero marco y marco y nomás suena la contestadora”, comparte la madre desde el anonimato, evidencia de su pavor a la muerte. Al fuego. A los cañales.

Día 8: Ernesto Díaz Parraguirre, desaparecido el 3 de septiembre de 2015

Aparentemente fue el más azotado por la malicia de las llamas; sus pies fueron los primeros en desintegrarse, pues sus calcetines estaban adheridos a los maléolos de los tobillos. Su viuda y sus tres pequeños no han podido hallar el polvo cenizo del ser amado; mucho menos el consuelo.

Dos hermanos inseparables hasta el último segundo de existencia. “Reme”, como le llama su madre, fue un joven dicharachero, bromista y apegado a “sus viejos”. El mayor, por el contrario, apenas se le veía sonreír de vez en cuando. Un padre consentidor y marido cariñoso. Ambos ayudaban al papá en las labores campesinas. Seguido lo acompañaban a la zafra, a sembrar el machete en los carrizos. En prados similares donde la muerte los arropó.

Día 9: Tomás Maza García,

desaparecido el 1 de octubre de 2015

Ni el rostro ni la información de Tomás Maza García se encuentran en la página Personas Desaparecidas del gobierno del estado de Veracruz http://sitiosappver.veracruz.gob.mx. Se infiere que su familia prefirió anotarlo en la lista de intenciones del obispo Francisco Damián Rodríguez Bazán, que en la libreta de denuncias del Ministerio Público de Tierra Blanca.

Día 10: Jose Abraham Barrera Licona, desaparecido el 9 de octubre de 2015

“Venir a Tierra Blanca me causa mucho miedo, pero yo debo de seguir preguntando por el paradero de mi hijo. Hace tres meses que me lo desaparecieron junto a otros tres de sus compañeros. Se los llevaron con todo y motocicletas. No hay rastro de ellos, es lo único que me dicen las autoridades”.

Elvia Licona, la madre del desaparecido de 21 años de edad, conoció a los padres de los cinco de Playa Vicente, producto del rezago en sus investigaciones. Les prepara tamales rancheros y café negro como gesto solidario. No pierde la esperanza de volver a ver a su besucón, como lo llama de cariño. “Su abuela le dice que parece un gatito, porque se pone a darnos de besos y a acariciarnos con sus mejillas, hasta parece que ronronea”.

Día 11: David Ruíz Perez,

desaparecido el 9 de octubre de 2015

Del señor David, de 45 años, sólo se halló su motocicleta Carabela Enduro, en colores blancos y rojos, con la llanta trasera tipo todo terreno. La última vez que se les vio con vida a los cuatro viajeros, fue en la localidad de Joachín, Tierra Blanca. El hombre solicitó compañía en su grupo de WhatsApp de motociclistas, pues debía recoger la boleta de calificaciones de su hija.

Artículo Publicado originalmente por La Jornada Veracruz: http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=160212_070006_845

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s