Segob y CNTE firmaron en 2013 no ir a una guerra. Pero algo pasó, y el Gobierno se echó para atrás…

Hace tres años, la Segob y la CNTE firmaron siete compromisos para evitar confrontaciones violentas en el futuro sobre los desacuerdos en torno a la Reforma Educativa. La minuta de la reunión existe y fue obtenida por este diario digital a través de los mecanismos de Acceso a la Información. Pero se trata de un documento inútil en términos de Transparencia y también en los hechos. En los años siguientes, la dependencia a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong negó ante solicitudes de información la existencia de cualquier acuerdo alcanzado con la disidencia magisterial. En el terreno, el que los compromisos de paz no existen quedó claro la madrugada del domingo 19 de junio cuando en Nochixtlán, Oaxaca, policías federales y estatales intentaron disolver una manifestación de maestros. Hubo ocho muertos y más de cien heridos.

 

enfrentamiento_oaxaca-1-1.jpg

Maestros de la CNTE apoyados por ciudadanos se enfrentaron en la madrugada del domingo pasado con policías federales y estatales. El resultado fue ocho muertos y más de 100 heridos. Foto: Arturo Pérez Alfonso, Cuartoscuro

 

“Privilegiar el diálogo como una vía de construcción de propuestas orientadas al mejoramiento de la educación”. Ese fue uno de los compromisos que funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) y dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) firmaron el 2 de mayo de 2013 cuando acudieron a una reunión en el edificio de la dependencia.

Aunque la minuta de la reunión existe y despliega siete compromisos orientados a la negociación y la paz (puede consultarse aquí), después de la fecha del encuentro, la Segob, a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, negó cualquier rastro de acuerdo en sus archivos con la disidencia magisterial cuyo corazón es la sección 22 del SNTE, adscrita a la CNTE, de Oaxaca. Ante decenas de solicitudes de información, respondió que había “cero registros” de documentos, borradores, minutas, correos, cartas, oficios o memos sobre cualquier negociación alcanzada entre esa dependencia y la Coordinadora hasta octubre de 2013.

Así, como si el acuerdo jamás hubiera ocurrido, la relación entre el Gobierno federal y la CNTE se tensó en los años siguientes. En septiembre de 2013, cuarenta mil profesores rurales y urbanos se apostaron en campamento en el Zócalo de la Ciudad de México. Sus protestas lograron desquiciar el tránsito durante un mes y hasta amenazaron con la suspensión del Grito de Independencia del Presidente Enrique Peña Nieto ese año. Vinieron más marchas y plantones en el Monumento a la Revolución y en la calle Bucareli, muy cerca de donde se firmó aquel acuerdo en 2013. Gobierno y maestros se emplazaban, se amparaban, se amenazaban. En el ínter, el dirigente Rubén Núñez fue detenido acusado de lavado de dinero y apresado en un penal federal de Hermosillo, Sonora.

Pero el pasado domingo 19 llegó la tragedia rotunda. Elementos de las policías federales y estatales arremetieron en contra de una manifestación del magisterio disidente, en Nochixtlán, Oaxaca, lo que dejó seis muertos y más de cincuenta heridos. Las balas salieron de armas automáticas cuya portación aún no es reconocida por las corporaciones ni por ningún otro grupo.

María Marván Laborde, presidenta del consejo rector de Transparencia Mexicana, expresó que el documento del acuerdo de mayo de 2013 se convirtió en un papel inútil. “No sólo Gobernación negó después cualquier acuerdo con la CNTE; sino que los hechos de Nochixtlán demostraron que aquello jamás tuvo validez”.

La minuta del encuentro en Gobernación, obtenida por este sitio digital por los mecanismos de Acceso a la Información, fue firmada por Luis Enrique Miranda Nava, Subsecretario de Gobierno de la Segob, un funcionario que ha estado en el equipo del Presidente Enrique Peña Nieto desde que este gobernó el Estado de México.

Por parte de la CNTE, firmó en primer lugar, Rubén Núñez Ginés, dirigente de la sección 22 del SNTE. Signaron también Juan José Ortega Madrigal, secretario general de la sección 28 de Michoacán; Daniel López Castellanos, miembro de la Dirección Política de la sección siete de Chiapas; Ángel Andrés Domínguez Zambrano, miembro de la sección 14 de Guerrero; Francisco Nicolás Bravo Herrera, secretario general de la sección nueve del Distrito Federal; Juan Alejo Santos, miembro de la sección XI del Distrito Federal.

EL ENCUENTRO Y LOS ACUERDOS

En el encuentro de mayo de 2013, la CNTE entregó el documento “Hacia la educación que necesitamos los mexicanos” y solicitó a la Segob que lo remitiera y procesara a “las instancias correspondientes”.

La dependencia se comprometió a enviar a las instancias legales el documento antes del 10 de mayo de 2013 con el fin de que se estableciera un programa de reuniones de común acuerdo y se comprometió a dar un seguimiento permanente a los planteamientos de la CNTE.

Hubo otro compromiso. Gobernación dejó asentado que sería el vínculo con diversas instancias y niveles de Gobierno “a efecto de seguir manteniendo y privilegiando el diálogo que hasta ahora se ha dado”.

https://www.scribd.com/embeds/316287687/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-8jXZPoVvfET2AYmKiyZU&show_recommendations=true

***

La paz jamás llegó. Al contrario. El 21 de julio de 2015, el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, anunció la desaparición del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) para –según su plan gubernamental- modernizar al sistema educativo del estado. En la foto quedaron el Secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, y el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez. Juntos, dieron a conocer que se crearía un nuevo instituto de educación descentralizado, con personalidad jurídica y autonomía de gestión. El decreto que ordena la transformación amaneció publicado en el periódico oficial de la entidad.

Desde 1992, dado un acuerdo con el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, la CNTE había nombrado a los funcionarios, jefes de departamento y directivos del instituto. En la práctica, era suyo. Ahora, no sólo ha perdido ese coto de poder. Los gobiernos estatal y federal decidieron “congelar” las cuentas bancarias donde los maestros depositaban sus cuotas, dinero bajo la administración de los dirigentes de la Coordinadora.

En agosto de 2015, Aurelio Nuño Mayer fue nombrado Secretario de Educación Pública, la investidura que tiene hasta ahora y con la cual, en estos momentos se enfrenta a la CNTE y su resistencia a la Reforma Educativa. Se resistió a dialogar y al contrario, anunció el despido de los maestros faltistas. Cumplió con la medida y centenares de profesores perdieron sus plazas, aunque se mantienen bajo amparo legal.

La mañana del domingo 19, Nochixtlán ardió y según un comunicado de la SEP, el Secretario Nuño Mayer suspendió sus apariciones públicas que los lunes suelen ser habituales.

Consulta de datos: Oficio número UEFCEF/2868/2013; Oficio Núm: JO/200/006/2015; folio 0000400275213

 

Sinembargo: http://www.sinembargo.mx/21-06-2016/3056583

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s