Coneval y ONGs se indignan con la nueva medición: “Inegi bajó la pobreza por decreto estadístico”

promo-pobreza.jpg

 

Esta mañana, el Inegi publicó el Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015, documento a partir del cual el Coneval publicaría en las siguientes dos semanas los resultados de pobreza nacional y estatal, como siempre había sucedido. Pero cambio en las variable de medición ponen en  riesgo esa información, pero además todos los patrones con los que se ha medido la pobreza en México durante años.

Según datos del Inegi, los ingresos de los mexicanos más pobres aumentaron 33.9 por ciento en el último año. Foto: Cuartoscuro

 

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reclamó que los cambios en la medición de los ingresos de los hogares, anunciados hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se hicieron sin transparencia ni planeación.

Explicó que la modificación de las variables utilizadas para calcular la pobreza, imposibilitan que los números puedan compararse, por lo que no se puede conocer si la pobreza aumentó o disminuyó en el último año.

Aunado a ello, se encontró que esos cambios fueron más evidentes en los números de la población más pobre del país, ya que según el Inegi, en el último año, los ingresos de éstos aumentaron 33.6 por ciento y que la captación del ingreso de los hogares en México ascendió a un billón 524 mil 262.5 millones de pesos, pero aclaró que la información disponible no era comparable con los módulos de condiciones socioeconómicas previos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH).

También se informó que el ingreso corriente trimestral total de los hogares en el año 2015 ascendió a un billón 524 mil 262.5 millones de pesos, es decir, mejoró.

El Instituto recalcó que el Módulo mantenía el diseño conceptual y estadístico de siempre, pero con “acciones instrumentadas para mejorar la captación del ingreso en campo que hacen que el Módulo de este año no sea comparable con los ejercicios estadísticos previos”.

Tras conocer los resultados del Inegi, el Coneval, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), expertos en economía y miembros de la sociedad civil, exigieron al instituto transparencia, pues los datos presentados hoy no son congruentes con la tendencia que se ha venido manifestando en otros instrumentos de medición y con otras variables económicas.

Enrique Cárdenas Sánchez, Director del CEEY, consideró que lo que puede hacerse con esta medición es no tomarse en cuenta para medir la pobreza; que quizá podría servir para revisar el avance de otras carencias, pero para pobreza, no.

“Es necesario revisar la forma de medir. Lo que queda es esperar la medición de 2016 y no tomar mucho en cuenta la medición de 2015. De plano […] Es probable que haya que revisar ciertos programas con esos datos, pero no se puede decir que la pobreza disminuyó, que es alta o más baja, no da para eso”, dijo en entrevista para SinEmbargo.

“Cualquier modificación para captar adecuadamente las variables económicas y sociales debe ser realizada con transparencia y planeación, permitiendo generar certidumbre a los usuarios. Ese no fue el proceso que siguió el INEGI en esta ocasión”, expuso el Coneval en un comunicado.

Denunciaron que los cambios en la captación del ingreso realizados por el Inegi fueron una decisión exclusiva de ese instituto en 2015 y al margen del convenio de colaboración que Coneval tiene con ellos.

Dichos cambios, precisaron, “carecen de documentos públicos de carácter técnico que los justifiquen, y no fueron debatidos técnicamente con Coneval ni anunciados de manera oportuna, por lo que el proceso de captación del ingreso que elaboró el Inegi no fue transparente.

“Los cambios realizados por Inegi en la captación del ingreso en el módulo que hoy se dio a conocer modificaron una de las variables indispensables para medir la pobreza, lo que trae una ruptura en la evolución histórica de las mediciones de pobreza que Coneval ha presentado desde 2008”, precisó el Consejo de Evaluación.

El Módulo de Condiciones Socioeconómica arrojó que el ingreso corriente trimestral total de los hogares en el año 2015 ascendió a un billón 524 mil 262.5 millones de pesos, es decir, mejoró.

Para Rogelio Gómez Hermosillo, Coordinador del colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, la información del Inegi traerá confusión sobre las condiciones reales de pobreza en el país, ya que disminuirá la pobreza “por decreto estadístico”.

Sostuvo que Inegi recurrió a una trampa estadística, porque aunque ya se sabía que el instrumento necesitaba mejoras, éste nuevo no fue producto de un trabajo colectivo, lo que sumirá al Instituto en una crisis de credibilidad.

“Se van a usar los datos para bajar la pobreza por decreto estadístico. De manera engañosa se va a tratar de decir que la pobres disminuyeron, pero con cifras no comparables […] De manera engañosa se dirá que estamos mejor, porque si dices que no es comparable, pues todo tiende a mejorar”, advirtió.

Hermosillo precisó que los cambios realizados por el Inegi sólo sirvieron para presentar una buena imagen del Gobierno ante la sociedad, ya que los datos arrojaron que los ingresos de los pobres aumentaron, sin embargo, la política pública se encamina “hacia una etapa de confusión muy grande” por la falta de claridad de la medición de la pobreza.

De acuerdo con la explicación de Cárdenas Sánchez, da la impresión que por los datos del Coeficiente de Gini (indicador de la desigualdad de los ingresos), parece que el ajuste se hizo esencialmente entre las personas con los ingresos más bajos y arroja resultados positivos, ya que en conclusión: “la gente no es pobre porque tiene más ingresos”.

“En adelante, si habrá ajuste en la forma de levantar la información, que se levante en todos los niveles de ingreso y de la misma manera […] Hubiera sido deseable que el cambio se notificara con tiempo o que se trabajara en cómo hacerlo, porque es un inconveniente la forma en como presentaron las cifras”, agregó.

 

OLA DE REACCIONES

Académicos y analistas se pronunciaron en contra de los cambios en la captación del ingreso realizados por el Inegi y expresaron su sorpresa por esta decisión.

Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, escribió en su cuenta personal de Twitter [GHLicona]:

“Estamos muy molestos que @INEGI_INFORMA no nos hubiera dicho q harían esos cambios. Sin transparencia, sin planeación.

“No dijeron qué estaban haciendo en 2015. Cualquier cambio debe ser planeado para no tomar a usuarios desprevenidos”.

Hernández Licona urgió al Inegi un debate para que explique los cambios en las variables para calcular la pobreza, debido a que no sólo resulta “incomparable”, también la desigualdad de ingresos.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, que agrupa a varias organizaciones, también se pronunció:

“Imprescindible debatir para contar con datos precisos e impulsar acciones efectivas #FrentealaPobreza.

“¿Cómo avanzar #FrentealaPobreza con decisiones que no se basan en una estrategia acordada y planificada?”

El economista Gerardo Esquivel escribió: “No sabremos qué pasó con la pobreza en México entre 2014 y 2015 por qué.

“El cambio metodológico de Inegi produce un gran aumento en ingreso de los más pobres”.

Valeria Moy, directora general de México, ¿cómo vamos?, mostró su sorpresa ante los cambios anunciado por el Inegi.

“Esto es increíble. Increíble también que no se hayan anunciado los cambios a la metodología”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

 

Sinembargo: http://www.sinembargo.mx/15-07-2016/3067529

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s