Argentina: Más de 180.000 camioneros se pliegan a huelga en el sector cerealero / Choque con la policía en varios cortes de rutas

Los empresarios reunidos en la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) iniciaron en la medianoche del miércoles un paro por tiempo indeterminado que interrumpirá la actividad de 180 mil camiones y dejará 15 millones de toneladas de soja y misma cantidad de maíz sin ingreso a los puertos.

La medida es en reclamo del pago de una tarifa anual única obligatoria para el transporte de cereales, entre otros medidas, por lo que no ingresarán camiones a los puertos exportadores. El pero se organizó ante el fracaso en las negociaciones por el aumento de la Tarifa con las Entidades del Agro y la situación que atraviesa el sector por el aumento de los insumos y la “ausencia de políticas públicas que fortalezcan el desarrollo de la actividad”, según lo definieron la Catac y las Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC) y Federación de Transportadores Argentinos (FETRA).

Los reclamos incluyen el aumento de la Tarifa Nacional para los fletes de granos y afianzamiento del cobro de desvíos y estadías; el traslado de cobro de tasas municipales y derecho a playas a los dadores de cargas y rechazo y no implementación del curso obligatorio de inicio anunciado por CNRT.

También se exige la implementación de sistema de cupos numerados, un plan de renovación de flotas acorde a las necesidades del sector, incremento de seguridad en las zonas portuarias con presencia de fuerzas nacionales, subsidios en los peajes e inversiones en infraestructura vial y accesos a puertos.

“No va a haber ningún camión que pueda entrar a los puertos, porque es la única solución para que se nos tenga en cuenta”, aseguró el presidente de la Catac, Ramón Jatip. El paro se realizará en el momento en que se encuentran despachando los últimos lotes hacia los puertos, para su exportación.

Fuerte represión en Rosario

Este pasado miércoles hubo una fuerte intervención policial contra los transportistas que bloquean Puerto San Martín y Puerto San Lorenzo en Rosario. A los primeros lograron desalojarlos con el uso de camiones hidrantes, y en el segundo caso los manifestantes resistieron y fue incendiado un camión.

También en la localidad de Tostado se produjeron cortes de rutas.

La protesta de los transportistas paraliza las exportaciones

La medida de fuerza dejó sin stock a las terminales. Hay 120 buques que esperan cargar. “Este conflicto va a repercutir en la liquidación de divisas”, afirmaron desde CIARA.

El paro de los empresarios del transporte de granos inició hoy su cuarta jornada consecutiva de protesta, que se siente con intensidad en la zona portuaria del Gran Rosario, donde se montaron piquetes que dejaron sitiada a las localidades de San Lorenzo, Puerto General San Martín y Timbúes.

A causa de que las terminales no se reabastecen de granos, hay unos 120 buques esperando en el río poder cargar. “Este jueves se empieza a terminar el stock de maíz y se está paralizando la logística del sector agroexportador”, señaló Andrés Alcaraz, gerente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA). “Este conflicto va a repercutir en la liquidación de divisas”, agregó.

A esto se suman los problemas con la provisión de combustible que empezó a afectar a las estaciones de servicio del centro y norte del país, luego de que los cisternas con nafta y gasoil tuvieran problemas para salir de las refinerías de San Lorenzo debido a los piquetes.

Se prevé que hoy se realizará una reunión entre dirigentes de la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) con representantes del Ministerio de Transporte para abordar la situación.

La última recomposición de tarifas del sector fue en febrero de este año, del 35%, luego de la devaluación que fue superior al 40%. Ahora, los dueños de los camiones reclaman un nuevo ajuste del 35%, teniendo en cuenta que desde ese momento a esta parte, el combustible aumentó 10% en marzo y otro tanto en mayo.

Ayer se vivieron momentos de tensión por la intervención de Gendarmería en el conflicto. Efectivos de esa fuerza desactivaron en San Lorenzo un contrapiquete que encabezaron camioneros que esperaban descargar en los puertos. Gendarmería también intervino en la ciudad bonaerense de Junín, donde los transportistas llevaban dos días frenando el paso de los camiones de hacienda.

Según el reporte diario de la Bolsa de Comercio de Rosario, el miércoles ingresaron sólo 125 camiones a las terminales. El promedio para esta fecha es de 7275 vehículos de carga. En el sector exportador están preocupados porque el paro comenzó a mermar el stock de maíz previsto para vender al exterior, con lo cual también empiezan a retrasarse los embarques.

“Los exportadores de cereales y oleaginosas comenzaron a perder u$s 3,5 millones diarios por el lock out empresario iniciado el lunes último por transportistas de granos, dado que al dejar de ingresar producción a los puertos, muchas terminales se quedaron sin mercadería para cargar en los 120 barcos que están paralizados hasta ahora”, informaron a Télam voceros del sector.

Camioneros fueron obligados a despejar la rotonda con un amplio procedimiento

LA MEDIDA FUE EJECUTADA POR DECENAS DE EFECTIVOS POLICIALES

El presidente de la Catac, ente que representa a los transportistas de cereales, dijo que los trabajadores del sector fueron obligados a desistir de su reclamo con una orden judicial. “De todos modos la protesta va a seguir y los camiones quedarán a la vera de la ruta”, dijo Ramón Jatip.
Camioneros fueron obligados a despejar la rotonda con un amplio procedimiento

Los transportistas fueron obligados a correr sus camiones de los márgenes de la rotonda.

La tercera jornada de protesta de los transportistas de cereal de Junín no estuvo exenta de momentos de tensión, luego de que decenas de efectivos policiales llegaran a la rotonda de rutas 65 y 188 y obligaran a los manifestantes a retirar los camiones del lugar, alegando que tenían una orden del Juzgado Federal de esta ciudad.

Pasado el mediodía, los trabajadores del sector, que desde el lunes vienen llevando a cabo un paro en reclamo de mejoras tarifarias (medida que se replica en numerosas regiones del país) vieron llegar a un importante número de uniformados que les comunicaron que debían retirarse del lugar, según relató el presidente de Catac (Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas), Ramón Jatip.

“Estábamos ahí y llegaron como cien policías del GEOF, de Gendarmería y de la Federal, con armas, como si fuéramos delincuentes. Fue una cosa inaudita, porque no tenemos ni una sola denuncia por nada; no cortamos nunca la ruta, no tenemos denuncias de vecinos ni de otra índole. Seguramente a un trasnochado se le antojó buscar una excusa para generar un conflicto, no lo puedo ver de otra manera”, le dijo Jatip anoche a Democracia.

El dirigente indicó que tras recibir la notificación “firmada por el fiscal (Eduardo) Varas”, y con los agentes monitoreando el panorama in situ, los cerealeros trasladaron sus unidades a un costado de la calzada, “contra el alambrada”. “Pero de ningún modo nos vamos a ir”, advirtió.

De acuerdo con los dichos de Jatip, entre el lunes y ayer “no hubo conflictos con otros transportistas porque la actividad está prácticamente parada”. “Solo hubo dos que al llegar a este lugar pararon ellos solos y se sumaron a nosotros, pero porque además saben que hay cortes cada cincuenta kilómetros, entonces si no paran en este van a tener que hacerlo en cualquier otro”, afirmó el titular de Catac.

Jatip expresó que la situación no será motivo para suspender las medidas de fuerza tomadas por los camioneros y remarcó con insistencia “la responsabilidad de las autoridades del Ministerio de Seguridad y de Transporte por las lesiones y daños que sufran los transportistas y sus choferes”.

Por el paro de camiones, peligra el abastecimiento de combustibles
Las protestas en las rutas del Gran Rosario se multiplicaron en las últimas horas; los empresarios reclaman un incremento de la tarifa y cortaron la circulación de tránsito pesado; no salen cisternas de las refinerías

ROSARIO.- El paro de los empresarios del transporte de granos incrementó la tensión en la zona de los puertos cerealeros del gran Rosario, donde un grupo de camioneros inició un contrapiquete ante la bronca de no poder descargar su mercadería en las terminales desde el lunes pasado.

Pero además se multiplicaron los piquetes que afectan no sólo a las terminales portuarias sino también a las refinerías de combustible, de donde no pueden salir los camiones cisterna para proveer a las estaciones de servicio del centro y norte del país.

La medida dispuesta por tiempo indeterminado por la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), en reclamo de un incremento de la tarifa nacional de fletes, provocó que entraran muy pocos camiones para descargar en los puertos de la zona, de donde sale el 80% de la exportación de granos del país.

Según el reporte diario de la Bolsa de Comercio de Rosario, este miércoles ingresaron sólo 125 camiones a las terminales. El promedio para esta fecha es de 7275 vehículos de carga. En el sector exportador están preocupados porque el paro comenzó a mermar el stock de maíz previsto para vender al exterior, con lo cual también empiezan a retrasarse los embarques.

Otro punto desencadenante de la medida de fuerza de los transportistas de granos es que las refinerías de San Lorenzo (YPF, Petrobras, Oil, Axion Energy, entre otras), que proveen de combustible a las estaciones de servicio del centro y norte del país, no pudieron fletar los camiones cisterna con nafta y gasoil.

Marcelo Rovasio, presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni), confirmó que “desde ayer están bloqueadas las plantas de despachos en San Lorenzo”. “Si esto no se revierte, cuando se termine lo que hay en stock faltará combustible”, apuntó.

Momentos de tensión se vivieron al mediodía en la ruta A012, donde un grupo de camioneros realizó un contrapiquete, que fue desactivado por efectivos de la Gendarmería que tuvieron que arribar a la zona en un helicóptero. Esa arteria fue liberada.

Hay camioneros que están parados en las banquinas desde el lunes pasado, a la espera de que se levante la medida de fuerza. Los piquetes de los empresarios del transporte se mantienen en dos puntos de la ruta A012.

Hay un corte montado sobre las vías del ferrocarril Nuevo Central Argentino, en San Lorenzo, y el otro frente a la playa de estacionamiento de Vicentín, en Ricardone. También están cortadas las rutas 10 y 18S, y los accesos norte, en San Lorenzo y en La Rivera.

También está interrumpido el paso en la ruta 33. En esa arteria hay dos cortes, uno en el cruce con la localidad de Carmen y otro en el kilómetro 667, a la altura de Chovet. Según informó la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe, en las rutas donde se instalaron los piquetes no dejan transitar a ningún camión.

Los que también sufren las consecuencias de esta protesta son los vecinos de las localidades portuarias, que quedaron en medio del conflicto. El caos de vehículos convirtió en intransitable otros caminos y rutas que no están cortadas, pero permanecen repletas de camiones esperando el final del paro.

Texto publicado en resumenlatinoamericano.org

 

 

Tomado de Desinformémonos: https://desinformemonos.org/argentina-mas-de-180-000-camioneros-se-pliegan-a-huelga-en-el-sector-cerealero-choque-con-la-policia-en-varios-cortes-de-rutas/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s