Un año sin Rubén: recuerdos y protestas (Video)

RUBEN.jpg

Rubén Espinosa Becerril. Foto: Especial

 

 

“Así no se puede (trabajar). No estás seguro en tu casa tampoco… pueden entrar a matarte y nadie va a hacer nada, por temor a perder la vida”, expresó 11 días antes de ser asesinado Rubén Espinosa Becerril, fotoperiodista de Proceso y de Cuartoscuro, a la reportera del portal informativo español Cuerdos de Atar, Noemí Redondo, para explicarle por qué decidió exiliarse de Veracruz y radicar “un tiempo” en la Ciudad de México.

Sinfiltros.com, proyecto de Cuerdos de Atar dedicado a hacer reportajes audiovisuales de interés internacional, dedicó un documental de 12 minutos a Rubén Espinosa para que “su voz y testimonio” no se olviden. El material de ese trabajo se retomó de la serie Libertad de expresión que elaboró ese medio el año pasado.

En el documental, Espinosa hace un recuento de los temas que le apasionaba fotografiar: “vida cotidiana”, indigentes, niños de la calle, marginados, minorías sociales y disidentes, entre otros. Y comenta: “Mucha gente se molesta (cuando se le toma una foto)… Yo no creo que les vaya a cambiar el mundo con una fotografía ni lo pretendo, pero es una forma de ilustrar lo que hay en nuestro México. Aquí se sobrevive, no se vive”.

Con el equipo español, Espinosa recorrió las estaciones del Metro Juanacatlán, Zócalo y Bellas Artes, mientras les contaba que tenía poco más de un mes fuera de Veracruz, a fin de huir del hostigamiento y las amenazas del gobierno de Duarte, del acoso de los “orejas” de las secretarías locales de Gobierno y de Seguridad Pública.

Añadió: “En Veracruz dicen que no pasa nada, pero yo te aseguro que pasan muchísimas cosas. Sin embargo, por la corrupción siempre se prioriza (en la prensa local) que el gobernador inauguró una calle”.

Espinosa destacó que hasta entonces, 13 periodistas habían sido asesinados en el estado –un año después, van 19–, cuatro desaparecidos y más de una docena de reporteros exiliados. Comentó: “Ya basta de mártires y héroes, hay cosas que no puedes cambiar de la noche a la mañana. Funcionamos más vivos que muertos. Sirvo más así”.

De forma paralela, en el aniversario del multihomicidio el Colectivo Voz Alterna, Fotorreporteros MX, las hermanas de Rubén Espinosa y el grupo Deside, entre otros, crearon el hashtag #1añoSinRuben para exigir justicia desde las redes sociales en el primer aniversario de la muerte de Espinosa, asesinado junto con la activista cultural Nadia Vera, así como sus amigas Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Mile Virginia Martín.

A su vez, el canal de internet Rompeviento TV también trasmitió un homenaje a Espinosa, al que asistieron su hermana Patricia y su colega fotoperiodista de El Financiero, Alejandro Meléndez.

En esa emisión se hizo hincapié en el “carpetazo” que pretende dar la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México al multihomicidio, pese a que nunca se agotó la línea de investigación sobre el activismo de Espinosa y de Vera en Veracruz como posible móvil del crimen.

La organización Artículo 19 también emprendió una campaña en redes sociales para recordar que el multihomicidio de la colonia Narvarte sigue impune e insistir en que es obligación de la procuraduría capitalina investigar la relación del asesinato con el trabajo periodístico de Espinosa.

Réquiem virtual

El Colectivo Voz Alterna, formado por periodistas que ofrecen un ángulo crítico de las noticias en las redes sociales, recopiló testimonios en video de amigos y colegas de Rubén Espinosa. Raziel Roldán, videoasta de Plumas Libres y auspiciador del proyecto, explica que el objetivo es que quienes no lo conocieron “sobre todo fuera de Xalapa, sepan quién es él… También para contrapesar esa idea errónea, creada por personeros del gobierno de Javier Duarte, de que era un anarquista o fotoperiodista problemático”.

En su testimonio, Roldán lo retrata así: “Una persona que te podía hacer plática durante horas, sencilla, que se la pasaba riendo. No hay un día en que no lo recuerde, en pensamiento va a estar con nosotros en esta lucha”.

Adrián Zárate, reportero y camarógrafo de Xalapa, relata que con Espinosa aprendió a luchar y trabajar en un ambiente hostil. “Su muerte fue un golpe muy fuerte. Ahora se cumple un año y no hay justicia, ningún avance”.

Flavia Morales, directora de información en AVC Noticias, asegura que el asesinato de Rubén Espinosa dejó “un gran vació” en el periodismo, pero también un “gran aprendizaje”, porque nunca había visto a alguien “tan comprometido” con los movimientos sociales y las protestas de las minorías.

Óscar Martínez, su editor de fotografía y amigo, destaca que Espinosa siempre quería cubrir las marchas o actos que podían “tornarse violentos”, a fin de documentar los abusos del gobierno:

“Siempre estaba ahí en primera fila, nunca lo dudó cuando otros colegas no quisieron ponerse en riesgo. Él siempre se ponía la camiseta en su trabajo. (su asesinato) Es una gran pérdida para la fotografía, pero también como ser humano… nos lo arrebataron.”

Fadia Moreno, editora de fotografía de La Jornada Veracruz, recuerda que a Rubén le gustaba cantar en el karaoke: “La última vez que fuimos entonó ‘Vivo’ de Fobia. A Rubén le gustaba vivir, amaba su trabajo, siempre preocupado por sus amigos… pero no hay justicia, nuestras autoridades han demostrado que son ineptas y se empeñan en dejar su asesinato como un número más”.

Su hermana Alma se sumó desde la Ciudad de México a la campaña de dedicar cada día de julio un pensamiento en memoria de los cinco asesinados de la colonia Narvarte, entre ellos Rubén:

Día 18. Tus cosas intactas, esperando que llegues a tomarlas, que cuelgues tu cámara en tu cuello, que pongas tus lentes oscuros en tus ojos color miel y salgas sin rumbo fijo a captar la mejor imagen como siempre lo hiciste. Justicia para los cinco: Rubén, Nadia, Alejandra, Yesenia, Mile.

Día 26. Ya casi un año sin ti, sin tu presencia, sin tu sonrisa y aquí seguimos luchando contra tanta impunidad. Rubén, Nadia, Yesenia, Mile, Alejandra, Justicia.

Día 23. Piensan que nos cansaremos y que no lucharemos más, pero el dolor que tenemos dentro es más fuerte y nos impulsa a no bajar la guardia hasta que exista la JUSTICIA, Rubén, Nadia, Yesenia, Alejandra, Mile.

Espinosa Becerril tenía 31 años. Pasó su infancia y adolescencia en el barrio de Tacubaya, en la Ciudad de México, y a los 23 años llegó al puerto de Veracruz, donde trabajó en el diario digital El Golfo Info y en la campaña de Javier Duarte a gobernador en 2010, empleo temporal en el que la vocera de Duarte, Georgina Domínguez, le quedó a deber dinero por servicios profesionales.

 

 

Por

Proceso: http://www.proceso.com.mx/449304/ano-sin-ruben-recuerdos-protestas-video

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s