Lamentan indiferencia de Peña ante los 500 casos de desaparecidos en Guerrero

f515e1c6f30f34958a-160726ayo-md3-702x468.jpg

Familiares de desaparecidos dieron a conocer que de 2006 a la fecha han registrado un promedio de 500 denuncias formales por desaparición de personas en distintos puntos de la entidad, y por ello lamentaron la indiferencia del presiente Enrique Peña Nieto, quien decidió vacacionar estos días en el puerto de Acapulco a pesar de la ola de inseguridad y violencia que afecta directamente a la sociedad guerrerense.

También denunciaron que el gobierno federal y estatal pretenden “invisibilizar” la grave crisis de derechos humanos y dejar impunes los crímenes que se registran diariamente en la entidad.

Por ello, anunciaron un foro para finales de este mes denominado “Entre el dolor y la esperanza: la lucha por la presentación con vida de los desaparecidos”, que tiene como propósito unificar el esfuerzo que realizan familiares para acceder a la justicia y obligar a las autoridades a cumplir con su obligación de garantizar la seguridad y el desarrollo integral de la sociedad.

Lo anterior, durante una reunión realizada este mediodía en la sede del Congreso local entre familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, así como de Acapulco, Iguala y Chilapa, con diputados de Morena y Movimiento Ciudadano (MC).

Al respecto Julia Alonso Carbajal, de la organización Ciencia Forense Ciudadana, dio a conocer que en los últimos 10 años han documentado 500 casos relacionados con desaparición de personas, expedientes denunciados formalmente por familiares ante autoridades ministeriales en la entidad.

No obstante, la madre de un joven desaparecido desde 2012 reprochó el hecho de que ninguno de los casos denunciados desde 2006 en la entidad ha sido investigado para dar con el paradero de las víctimas.

Por ello, estimó que la cifra de desaparecidos en la entidad es superior a los casos denunciados formalmente, ante la desconfianza en las autoridades y el temor de los familiares de las víctimas.

Por su parte, el vocero de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, señaló que los familiares de desaparecidos en la entidad decidieron unir esfuerzos para exigir en conjunto que las autoridades realicen investigaciones reales para determinar el paradero de las víctimas.

Luego recordó que la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, registrada el 26 y 27 de septiembre de 2014, evidenció la pudrición de las instituciones del país y exhibió las carencias estructurales del sistema de seguridad y justicia para enfrentar “esta práctica abominable”.

Por ello, dijo que hasta el momento no existen mecanismos de búsqueda, registros de personas desaparecidas o un marco normativos para prevenir y sancionar la desaparición forzada.

De la Cruz indicó que el grave problema de los desaparecidos en la entidad no figura en la agenda de los gobiernos, incluso –acusó– no existe un reconocimiento oficial del conflicto, y de manera sistemática se pretende ocultar la realidad “invisibilizando” el tema.

El acuerdo entre diputados y familiares de desaparecidos fue el de realizar el foro para el próximo 28 y 29 de agosto en la sede del Congreso estatal, y por ello convocaron a víctimas de este delito que por temor no han denunciado sus casos.

A pregunta, los familiares de desaparecidos en la entidad señalaron que una muestra de la indolencia e indiferencia gubernamental frente a este problema se refleja en el hecho de que el presidente Enrique Peña decidió esta semana vacacionar junto a su familia en el puerto de Acapulco, lugar convertido en escenario de guerra y cementerio clandestino por la disputa que mantienen bandas delincuenciales.

Fosas y cuerpos exhumados en Guerrero

El 14 de junio Apro difundió una nota titulada “Radiografía del horror en Guerrero”, donde se dio a conocer que en los últimos ocho años han sido exhumados 298 cuerpos y restos óseos de 113 fosas clandestinas en diferentes regiones de la entidad, indica un reporte oficial de la Fiscalía General del estado (FGE).

Es decir, de 2009 a lo que va de este año, un promedio anual de 37 personas fueron ejecutadas y localizadas en ciudades como Acapulco, Taxco, Chilpancingo y Chilapa, sin que exista registro preciso de zonas rurales, que representan la mayoría del territorio guerrerense.

De acuerdo con el reporte obtenido por Apro vía transparencia, del total de víctimas documentadas (298), 89 cuerpos fueron identificados, 181 más siguen en calidad de desconocidos y las autoridades ministeriales acordaron enviar 23 a fosas comunes.

El año con más registro de hallazgo de cuerpos en fosas fue 2014, con 101 víctimas; le sigue 2010 con 68 personas exhumadas, y 2015 con 31, indican los documentos oficiales de la FGE.

 

Por

Proceso: http://www.proceso.com.mx/449877/lamentan-indiferencia-pena-ante-los-500-casos-desaparecidos-en-guerrero

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s