Ericka, 14 años, salió de su casa en Edomex. Nada saben de ella. Miles más difícilmente volverán

El año pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos dio a conocer su reporte sobre tráfico de personas en el que identificó a México como un país de “origen, transito y destino” para la trata de mujeres, hombres y niños con fines sexuales y de trabajo forzoso, y en el que la complicidad de las autoridades aún representa un grave problema.

De acuerdo con la maestra Teresa Ulloa Ziáurriz, directora regional y Coordinadora del Sistema Alerta Roja, el uso de las redes sociales ha revolucionado y facilitado los modos de operar de los criminales que se dedican a la trata de personas. “Ahora las enamoran por Facebook, antes se tomaban la molestia de ir a los lugares de origen, elegir a las más bonitas, cortejarlas, convencer a la familia y hasta se casaban con ellas con tal de que los dejaran llevárselas. Ahora ya no necesitan gastar en eso, con que estén monitoreando en redes sociales pueden captarlas”, dijo.

 

ericka

 

 

Ericka Cecilia cumplió 14 años el pasado 31 de julio, a su familia le pidió un vestido largo y ampón de color verde agua para celebrar el próximo año. La joven morena de larga y negra cabellera quiere ser veterinaria o maestra, le gusta jugar futbol con sus amigas y su materia preferida es Física. Dos días antes de su cumpleaños Ericka desapareció y nada se sabe de ella.

Mercedes Ramírez y Fermín Cortés, sus padres, están desesperados porque Ericka vuelva. No tienen idea de dónde pueda estar su hija, si tiene frío, si no ha comido, o simplemente si está sana, si está bien.

La señora Mercedes pide a las autoridades del Estado de México, gobernado por el priista Eruviel Ávila Villegas, que la busquen y den con su paradero: “Que me ayuden a encontrarla. Quiero verla. Que se pongan en mi lugar, es mi hija, quiero tenerla aquí conmigo”.

El 29 de julio, los vecinos de los Cortés Ramírez vieron salir a Ericka Cecilia con un hombre y una mujer, ambos delgados y jóvenes, desde ese día, nada se sabe de la joven. Su familia y vecinos creen que se trata de un joven con el que hablaba vía Facebook.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, el Edomex es una de las entidades con el mayor número de desapariciones de menores de edad de ambos sexos; Tamaulipas, Guanajuato, Baja California y Coahuila también son focos rojos.

Hace algunos meses, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) reveló que el 30 por ciento de los desaparecidos en México entre 2006 y 2014 fueron de menores de edad, donde más de 2 mil casos corresponden a mujeres.

Al mismo tiempo, Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red, detalló que durante dicho periodo se registraron 22 mil 374 desapariciones en el país y seis mil 725 de ellas correspondían a menores de 17 años.

 

REDES SOCIALES FACILITAN LA TRATA

En entrevista para SinEmbargo, la maestra Teresa Ulloa Ziáurriz, directora regional y Coordinadora del Sistema Alerta Roja, definió la trata como la captación, el transporte, el traslado, la acogida y la recepción de personas con el propósito de esclavizarlas, someterlas y explotarlas de diversas formas.

Entre dichas formas –informó– se encuentran la explotación de la prostitución, laboral para trabajo doméstico, la pornografía, el turismo sexual, compra-venta de novias, mendicidad forzada, tráfico de órganos, tejidos y sus componentes; reclutamiento para las filas de la delincuencia organizada, entre otras.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la trata afecta a alrededor de 2.5 millones de personas en todo el planeta año con año.

Las tácticas más comunes de los criminales, son tres: por la fuerza, donde las víctimas son secuestradas; con engaños, les ofrecen trabajo y oportunidades, y finalmente la seducción, las enamoran, y las víctimas se van por su propio pie.

Sin embargo, en los dos últimos puntos, el uso de las redes sociales ha revolucionado y facilitado los modos de operar, ya que “es un delito que va mutando, no es estático, cada vez encontramos nuevas modalidades y formas”, señaló la especialista en temas de trata de personas.

“Ahora las enamoran por Facebook, antes se tomaban la molestia de ir a los lugares de origen, elegir a las más bonitas, cortejarlas, convencer a la familia y hasta se casaban con ellas con tal de que los dejaran llevárselas. Ahora ya no necesitan gastar en eso, con que estén monitoreando en redes sociales pueden captarlas”, agregó.

Mediante las redes sociales, jóvenes mujeres con estudios a nivel superior caen también en redes de trata con falsas promesas de empleos bien remunerados.

Los abusadores, según Ulloa, se aprovechan de alguna situación de vulnerabilidad: pobreza, falta de oportunidades, problemas familiares, adicciones, migración ilegal, entre otras.

El año pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos dio a conocer su reporte sobre tráfico de personas en el que identificó a México como un país de “origen, transito y destino” para la trata de mujeres, hombres y niños con fines sexuales y de trabajo forzoso, y en el que la complicidad de las autoridades aún representa un grave problema.

 

LEYES “EN PAÑALES”

Ulloa Ziáurriz subrayó que las leyes en México respecto a la trata de personas “están en pañales”. Puntualizó: “No hay dinero para la prevención. Hay dos fondos que están previstos para asistencia y protección a víctimas y nunca el Congreso [de la Unión] les ha puesto un sólo peso”.

La experta se fue a la yugular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO): acusó que “no entienden el delito ni tienen compromiso con la víctimas sobrevivientes de trata […] La SEIDO es pose nada más”, aseguró.

Asimismo, agregó que en materia no existe actuación del Gobierno y citó el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex presidente del Partido Revolucionario Institucional en la capital mexicana (PRI-CdMx), donde hasta el momento y tras más de dos años del escándalo de trata de mujeres en la oficina gubernamental no ha existido justicia.

Finalmente lanzó un llamado a “todas las autoridades de los tres órdenes de Gobierno: que dejen de simular y se pongan a trabajar”.

 

LA HISTORIA DE ERICKA

La señora Mercedes Ramírez salió a trabajar como cada día a la tienda de electrodomésticos, ropa y diversos artículos de una popular marca dirigida a la clase media- baja. Le dio un beso a su hija que aún dormía. Aquél día, don Fermín Cortés llegó a casa tras terminar su jornada laboral como cajero en una caseta de peaje.

Le pareció poco común ver la casa en desorden, ya que Ericka Cecilia –quien se encontraba de vacaciones– ayudaba a sus padres con los quehaceres domésticos, mientras todos, incluyendo su hermano mayor Juan de 20 años, salían a trabajar.

Ericka disfruta pasar tiempo conectada a Facebook, solía acudir al café internet más cercano a su casa. De las charlas que mantenía a través de la popular red social, nada comentaba con su familia, sin embargo, ahora se sospecha que alguien cinco años mayor la enamoró.

El 29 de julio, los vecinos de los Cortés Ramírez vieron salir a Ericka Cecilia con un hombre y una mujer, ambos delgados y jóvenes. A partir de ese momento y hasta ahora nada se sabe sobre el paradero de la joven fanática del color rojo y las canciones de Mc Davo, aquel que al ritmo de hiphop entona: “Te voy a hacer un pancho si es que del Facebook me borras […] Ni de chiste creerás que soy el más celoso que existe, mas porque eres hermosa, no te conozco, enfadosa. De una vez te aviso que yo me enojo por cualquier cosa. […] Si me dices que no te intereso me doy un balazo porque cuando veo tus fotos digo ‘al chile sí me caso’”.

Habitantes de Nextlalpan aseguran que Ericka sí llegó a reunirse con Héctor Velasco, el muchacho de 19 años con quien charlaba por Facebook e incluso afirman que él tenía poco de haber abandonado la cárcel.

Su madre suplica: “No importan los motivos por los que se haya ido, no sé si se haya enamorado de este muchacho. Yo creo que sí la enamoró, pero no importa, el chiste es verla tenerla, saber que está bien. No sé si está bien, si comió, si tiene frío, nada”.

Hasta hace diez días, Ericka vivía en un fraccionamiento de Nextlalpan, un municipio del Estado de México donde la mayoría de los habitantes, quienes a falta del servicio acuden a un negocio contiguo donde rentan computadoras con internet.

Ericka dejó una carta para sus padres y otra para su hermano donde les pide que no se preocupen por ella y les asegura que estará bien.

Ericka llamó frecuentemente a un teléfono celular de Oaxaca días antes de su desaparición y los últimos registros –ya cuando nada se sabía de la joven– revelan que se hicieron otras más a Tabasco, comentó su padre.

Sus padres intentaron levantar la denuncia correspondiente, no obstante, y como en todos los casos, las autoridades les pidieron esperar 72 horas, esto a pesar de expertos han señalado que la experiencia internacional en materia ha evidenciado que si se inicia la búsqueda de un menor en las primeras tres horas después de su desaparición, y no en 72, existe un 90 por ciento de probabilidades de recuperarlo.

 

 

Sinembargo: http://www.sinembargo.mx/08-08-2016/3077449

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s