Puebla sangra mientras Moreno Valle se sueña presidente

En el primer semestre de 2016 se han cometido 205 ejecuciones en Puebla, una estadística que no era vista antes en la entidad. Pese a ello, el gobernador Rafael Moreno Valle sigue soñándose presidente de México. Ya el propio Senado condenó, por ejemplo, la inacción del mandatario ante la escandalosa ordeña clandestina de ductos de Pemex en ese estado, que en su administración se disparó a mil 600%.

 

0a7223fbc78ac72519-140722protesta_vhr4-f-1024x683.jpg

Una de las protestas en contra del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. Foto: Víctor Hugo Rojas

 

 

Mientras que el gobernador Rafael Moreno Valle recorre las entidades del país “para compartir los logros de su gobierno” con miras a posicionarse como presidenciable, en Puebla el crimen organizado se hace presente con balaceras, ejecuciones, extorsiones, desaparecidos y secuestros.

Cuando falta medio año para que concluya el sexenio, de la Puebla segura que presumía el mandatario sólo queda el discurso. La creencia de que esta ciudad es utilizada por líderes del crimen organizado sólo como residencia quedó rebasada.

De acuerdo con el observatorio Semáforo Delictivo, en el primer semestre de 2016 se cometieron 205 ejecuciones relacionadas con el crimen organizado, una estadística que hasta hace unos años no era común en la entidad.

El pasado martes 2 fue localizado el cadáver del alcalde de Huehuetlán El Grande, José Santamaría Zavala, quien fue emboscado por un grupo armado; ese mismo día se dio a conocer que el edil auxiliar de Acatepec, Carlos Rivera Tapia, sufrió un intento de secuestro del que supuestamente pudo escapar.

En una zona muy cercana al centro histórico, ese mismo día un sujeto disparó contra el notario público Juan Crisóstomo Orea, y el viernes 5 apareció ultimado de varios balazos el empresario Juan Francisco González Pacheco, quien había sido plagiado en Tehuacán.

Otros cinco alcaldes, exalcaldes y funcionarios municipales han sido asesinados en lo que va del sexenio de Moreno Valle.

El 19 de abril fue ejecutado Tarcisio Lorenzo Marcos, expresidente municipal de San Felipe Xochiltepec, en tanto que Neftalí Hernández Mejía, quien lo fue de Domingo Arenas, murió el 15 de julio en un asalto.

En mayo de 2015 fue ejecutado el regidor de Chignahuapan, Salvador Méndez Morales, y en abril de 2013 fue asesinado ante su esposa e hijo José René Galindo Rocha, presidente municipal de San Salvador El Verde.

Públicamente se ha conocido que al menos 15 familiares directos de alcaldes y diputados han sido víctimas de secuestros en la entidad. En abril último, siete meses después de haber sido secuestrado en el municipio de Xicotepec, apareció el cuerpo sin vida del excandidato a alcalde del PRI Esteban Fosado Fuentes.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2075, ya en circulación

 

 

Por

Proceso: http://www.proceso.com.mx/450313/puebla-sangra-moreno-valle-se-suena-presidente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s